¿Que es ser friki?

Ser friki es vivir con pasión todo aquello que te gusta. Es disfrutar de tus aficiones.

Ser friki no es ningún delito, por eso hoy he decidido gritar a los cuatro vientos: Me siento orgulloso de mi frikismo”. Nunca más me ocultaré bajo una identidad secreta como mis superhéroes favoritos. Ha llegado el momento de dar la cara. Ser friki no es ninguna vergüenza. Se acabó el tiempo donde se nos condenaba a la hoguera de los prejuicios por nuestros gustos.

¿Alguna vez te has planteado si eres friki?

No te escondas, ser friki es como los dientes, tarde o temprano acaba saliendo. Aunque el origen de la palabra, proveniente del anglosajón freak, significase monstruo o esperpento, y se relacionarse con esperpentos televisivos, hace tiempo adquirió una acepción mucho menos peyorativa. El friki es aquella persona interesada en una cultura, tanto literaria, cinematográfica o de ocio alejada radicalmente de la impuesta por las mayorías.

No somos tal como pensáis. No todos somos hijos únicos, mimados, antisociales y poco higiénicos que se niegan a salir de sus habitaciones, aunque como las meigas, haberlos los hay. Ese es tan solo un sambenito impuesto por la sociedad. Somos mucho más. Nuestros cerebros funcionan a la perfección. Nos negamos a sentarnos ante la televisión dispuesto a tragar la basura que de ella sale, como tampoco nos gusta un ocio alienador, donde todos como borrego hacen lo mismo. En nuestro caso preferimos ser creativos a la hora de divertirnos.

Por todas esas razones quiero argumentar que:

  • Ser friki no es una etiqueta, es una forma de ver y vivir la vida.
  • El/la friki no mira el mundo, visualiza la mejor manera de lograr sus objetivos.
  • El/la friki no es antisocial, simplemente sabe elegir bien a sus amistades.
  • El/la friki no se obsesiona con algo, simplemente sabe valorar las cosas en su justa medida.
  • El/la friki no se atemoriza ante el peligro, el responde ante la dificultad con estrategias.
  • El/la friki no vive en su mundo, simplemente se conjura para imaginar el planeta como algo mejor.
  • Leer literatura fantástica, ciencia ficción, ver películas de autor, jugar a juegos de mesa con nuestros amigos no es tan solo un hobby, es una cultura.

Por eso, a partir de mañana mismo, no agaches la cabeza. No renuncies a hablar sobre las películas de Star Wars, a quedar con tus amigos a jugar al Munchkin, o a leer en público el Silmarillion. Si alguien se debe avergonzar es quienes se pelean por el fútbol o quien se deja atontar por la televisión, por eso grita fuerte conmigo: “Orgullo Friki”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *